5 Razones para comprar un Auto Eléctrico

·

5 Razones para comprar un Auto Eléctrico

Las personas están cada vez más sensibilizadas con la movilidad sostenible y más conscientes de las ventajas que ofrecen los autos eléctricos, que poco a poco van ganando protagonismo en el mercado automotriz. Entre los modelos electrónicos disponibles en el mercado nacional se encuentran el Nissan LEAF, el Hyundai Ioniq y el BMW i3.

Un auto eléctrico es impulsado únicamente por motores eléctricos y que utiliza su energía eléctrica para transformarla en movimiento. Su motor no produce ninguna quema ni explosión, ya que funciona con un conjunto de bobinas y trabaja con inversión de campos magnéticos. La gran diferencia con los autos convencionales es que éstos generan el movimiento a través de la quema de combustible. 

Además de los beneficios que otorga esta nueva forma de movilidad para el planeta, hay también otros para el conductor. Descubre algunas de las ventajas que te ofrece el auto eléctrico frente al vehículo a gasolina o diésel.



Beneficios de comprar un Auto Eléctrico

1. Respeto al medioambiente

El auto eléctrico no necesita ningún tipo de combustible para funcionar, sólo requiere de electricidad, por lo que no emite gases contaminantes a la atmósfera. Según la ONU, la contaminación del aire causa 7 millones de muertes anualmente en todo el mundo. Incluso, sus afectaciones cuestan a los gobiernos, en conjunto, más de $5 mil millones de dólares a nivel mundial. 

Dada esta situación, los autos eléctricos se han colocado como una alternativa viable para reducir este fenómeno. En concreto, los autos eléctricos no emiten absolutamente ninguna emisión de gases contaminantes durante su funcionamiento. Por lo tanto, usar un auto eléctrico contribuye a mitigar los efectos del cambio climático.

2. Ahorro en el consumo diario

Un auto eléctrico es mucho más eficiente que uno tradicional. Su eficiencia ronda el 90% cuando en un automóvil tradicional se queda sólo en el 30%, es decir, un vehículo eléctrico necesita menos energía para realizar el mismo esfuerzo por lo que, en definitiva, consume menos. 

En la actualidad la autonomía de los autos eléctricos está en unos 100 kilómetros de recorrido para una carga completa y algunos de los nuevos modelos llegan casi hasta los 200 kilómetros. Se recargan cuando se encuentran parados en los momentos en los que no se utiliza y también en movimiento recuperando energía cuando se frenan.

3. Conducción más cómoda

Estos autos son fáciles o cómodos de conducir, ya que no tienen embrague ni caja de cambios automática ni manual. Esto supone una mayor comodidad para el conductor porque no tiene que estar pendiente de cambiar las marchas, lo que permite una conducción más suave y relajada. 

En muchas ciudades se bonifican las tarifas de estacionamiento público, y también se bonifica el uso de cargadores públicos. Además, en las grandes capitales puedes acceder sin restricciones de circulación o estacionamiento a las zonas centro.

4. Bajo costo de mantenimiento

Al no tener tantos componentes mecánicos como los autos de combustión, no deberás preocuparte por cambiar periódicamente el aceite, el embrague, la caja de cambios o los filtros. Esto supone un importante ahorro económico a lo largo del tiempo. 

Si bien existen mecanismos que necesitan revisión y cambio natural, como las balatas, un auto eléctrico no requiere mucho más. El mantenimiento de un auto eléctrico se limita a la revisión del estado de las baterías y los motores eléctricos de forma calendarizada.

5. Menos contaminación acústica

Pero la contaminación no es sólo atmosférica. Un automóvil también produce contaminación acústica, a no ser que sea un auto eléctrico, que produce muy poco ruido. 

El motor eléctrico tiene una enorme ventaja frente a los de combustión y es su casi imperceptible ruido durante la conducción, no solo en el interior del vehículo sino en el exterior, lo que favorece una menor contaminación acústica y confort para los ocupantes del vehículo. 

Nissan LEAF marca la diferencia

Con mayor capacidad de batería, se recarga más fácil que nunca y herramientas innovadoras diseñadas para ayudarte a maximizar su autonomía, el Nissan LEAF está un paso adelante en el segmento. 

Para aprovechar al máximo cada carga del Nissan LEAF puedes elegir el Modo ECO o activar el Modo B. El primero ayuda a limitar la potencia del motor y conservar la energía, mientras que el segundo entrega un frenado regenerativo más agresivo para recargar la batería.

Gracias a la gran variedad de modos de carga, ya sea en una toma de corriente doméstica o en los cargadores rápidos públicos, el Nissan LEAF se adapta fielmente a tu vida, a tu ritmo y a tu forma de conducir. Con el cable de viaje podrás recargar tu Nissan LEAF y conectarte a cualquier lugar que cuente con una toma dedicada de corriente compatible. 

El tiempo depende de las condiciones de carga, incluyendo tipo y condición del cargador rápido; temperatura de la batería y tamaño; así como temperatura ambiente al momento de recargar.

Con un motor 100% eléctrico, dile adiós a la gasolina. El Nissan LEAF gasta un poco más de $2.000 sólo cada 100 kilómetros, mientras que uno a bencina ronda los $7.500 cada 100 kilómetros. Lo anterior, se traduce en un ahorro anual, calculado en base a 15.000 kilómetros de recorrido al año, de aproximadamente de $800.000. Imagínate lo que podrías ahorrar en gasolina con un auto eléctrico. 

Actualmente existen vehículos eléctricos con gran autonomía en el mercado, como es el caso del Nissan LEAF, que cuenta con 169 kilómetros de autonomía. Pásate a la conducción inteligente del nuevo Nissan LEAF, el cual está equipado con los sistemas de conducción inteligente más avanzados, como las tecnologías e-Pedal y Frenado Inteligente de Emergencia. 

El nuevo Nissan LEAF te conquistará con su comportamiento dinámico y 100% eléctrico, en otras palabras, es la expresión perfecta de Nissan Intelligent Mobility.

Son muchas las ventajas de comprar un auto eléctrico, y sobre todo son vehículos muy recomendables para trayectos en ciudad. Ahora que ya sabes las ventajas, ¿qué eliges, eléctrico o  combustión? Solo te queda decidir a ti.